Durante el invierno, millones de personas sufren de congestión nasal y nariz irritada. Algunos factores como los múltiples estornudos, el roce de los pañuelos de papel al sonarnos y el contacto de la piel con el aire, producen una irritación (a veces acompañada de una leve hinchazón) en la zona de la nariz muy molesta y difícil de desaparecer si no le ponemos remedio.

En estos casos, nuestra nariz irritada necesita una dosis extra de hidratación que una crema hidratante cualquiera no le aporta, necesitamos proporcionarle los minerales y vitaminas necesarias para regenerar la piel y eliminar la molestia rápidamente. Bebiendo mucho líquido y aplicando La Crema Natural de Nariz Y Labios (Nose & Lips Cream) fortaleceremos la epidermis gracias al poder regenerante y reestructurante de esta crema, aportándole a la zona de la nariz irritada con vitaminas A, B, C, D, E, H, y K. Además, esta crema aporta un filtro solar natural para proteger la zona de los rayos ultravioletas, a la vez que actúa de cicatrizante, anti-inflamatoria y suavizante.

Su uso continuado nos ayudará a prevenir cualquier irritación nasal o labial. Para ello, aplicaremos La Crema Natural de Nariz Y Labios (Nose & Lips Cream) las veces que sean necesarias para que la zona a tratar quede completamente hidratada, sin rojeces ni grietas. Su uso antes de acostarse facilitará la cicatrización, ya que en este momento la piel descansa y absorberá mejor todos los nutrientes que la Crema de Manos y Labios aporta.

La Crema Natural de Nariz Y Labios (Nose & Lips Cream) es ideal también para reparar los labios y manos resecas y agrietadas, nutriéndo, protegiendo y aportándo una dosis extra de hidratación a las zonas que más lo necesitan.

Como observación asociada a carencias nutricionales, hay que recordar que la falta de Vitaminas A, B y C es una de las causas que provocan los labios secos o cortados, por lo que recomendamos consumir alimentos ricos en esas vitaminas, que los encontramos en todos los vegetales amarillos, rojos, o verdes oscuros ( zanahoria, calabaza, espinacas, lechuga, brócoli, espárrago…) y en las frutas como el melón, el mango o la papaya.

Dejar respuesta