Para la piel las vitaminas más importantes son la E, la A y la C, y el oligoelemento más importante el zinc. La falta de vitaminas A y E producen distintas lesiones cutáneas como la sequedad de la piel (cutis seco). Algunos otros factores que influyen en la sequedad de nuestro rostro son la constante exposición al frío o la humedad

Si nuestra cara está seca, quiere decir que ha perdido toda la grasa y agua que contiene, por lo que nuestros poros están casi cerrados para evitar ninguna pérdida más. Cuando nos lavamos la cara, aunque sea solamente con agua, la sentiremos estirada, incluso acartonada.

Para ponerle remedio a la sequedad de la cara, utilizaremos un producto que nos aporte los minerales y vitaminas que hemos perdido y que nos permita recuperar el agua y grasa que hemos perdido. Para ello, utilizaremos, en principio, la Crema Natural Abundance, que gracias a su composición de aceite de almendras dulces, sésamo y zumo de manzana, actúa como la crema rejuvenecedora de cara y cuello perfecta.

Tras una temporada utilizando la Crema Natural Abundance, nuestros poros comenzarán a abrirse (lo notaremos porque cada vez la crema se nos absorberá más rápidamente) y ya estaremos listos para pasar a lo que pidíamos llamar “segunda y última fase”: aplicarnos una crema natural que tenga función hidratante y actúe como buena regeneradora. La Crema Natural Completa (Natural Rich Cream), gracias a su composición de aceite de germen de trigo, aceite de almendras dulces y zumo de zanahoria, actúa como una excelente regeneradora, ya que tiene las máximas unidades antioxidantes para la piel. Su uso aumenta la calidad de la piel al máximo y nos permitirá acabar por completo con la sequedad de nuestra piel.

De esta manera, acabaremos con la sequedad de nuestra cara definitivamente y de manera fácil y natural.

Dejar respuesta