El timo es una glándula que tiene como función la producción de vitamina E, así como la estimulación del crecimiento humano. A los 30 años, esta glándula ha dejado de producir vitamina E y, como consecuencia, nuestro cuerpo sufre una pérdida de elasticidad del 30% y comienza el envejecimiento de las células.
Como consecuencia, comienzan a aparecer problemas como la flacidez de la cara, las arrugas de expresión o la sequedad del rostro. Es importante empezar a tratar estos problemas ahora que no son tan profundos. Por ejemplo, cuanto más tiempo tiene una arruga, más profunda se hace y más difícil es hacerla desaparecer.
A los 30, el contorno de ojos es la zona donde antes suelen aparecer las arrugas, ya que el contorno de ojos está menos preparado para luchar contra el envejecimiento que cualquier otra parte de nuestro cuerpo. Es importante saber que las bolsas y ojeras no tienen nada que ver con las patas de gallo, aunque cabe la posibilidad de que aparezcan a la vez que estos dos síntomas.
Como la alimentación no logra abastecernos de la cantidad necesaria de vitaminas y minerales que nuestro rostro, es conveniente intentar recuperar la elasticidad a través de ejercicios físicos, y combatir desde el exterior el envejecimiento de nuestra piel proporcionando a las células la cantidad suficiente de esta vitamina con una crema hidratante y nutritiva que la contenga en alta concentración de manera natural.
La Crema natural Completa (Natural Rich Cream), gracias a su contenido  natural en  vitaminas A, E, C y zinc,  tiene la capacidad de frenar, reducir y eliminar el proceso de envejecimiento celular, a la vez que hidrata y nutre la piel. Es recomendable utilizar la Crema Natural Completa (Natural Rich Cream) varias veces al día, para mantenerla nutrida e hidratada durante todo el día y reforzar su estructura a la vez que nos protege contra los UVA y UVB.

Dejar respuesta