Cada día, millones de hombres se ven en la obligación de afeitarse ,dejando desprotegida la piel de la cara. A raíz de ésto, la piel  se vuelve más frágil e irritable, provocando un afeitado cada vez más incómodo.

Lo primero que debemos hacer para no dañar la piel de la cara y cuello a la hora del afeitado es seguir la dirección del pelo, es decir, en el caso de cara y cuello siempre afeitarnos de abajo hacia arriba, siguiendo la trayectoria del pelo.

Una recomendación para un mejor afeitado es humedecer la piel del cuello con agua caliente antes de afeitarse, ya que así el poro se dilata y el afeitado nos será más fácil.

También deberemos estirar nuestra piel con la mano que nos quede libre, para evitar así cortes y agudizar el afeitado.

No debemos poner gran cantidad de gel/ espuma en la zona que vayamos a afeitar, ya que lo único que conseguiremos es dificultar la tarea. Si es posible, dejaremos actuar unos minutos  la espuma/gel para que la piel de la cara y cuello, la absorba bien.

Debemos evitar el uso de aftershave, ya que la mayoria de ellos contienen un porcentaje alto de alcohol, que puede producir sequedad, irritación y manchas en la piel.

Como sustitución del after shave,  os recomendamos aplicar el Tónico Natural Hidratante para la piel, que gracias a su contenido natural en minerales y vitaminas  nos protege la dermis y epidermis, evitando la aparición de sequedad, rojeces, picores e irritaciones producidas por el afeitado.

Dejar respuesta