Aunque muchas mujeres y hombres utilizan la depilación láser, el afeitado a cuchilla sigue siendo el método de depilación de las axilas más utilizado, siendo una causa del oscurecimiento de la piel e impidiéndoles utilizar blusas sin mangas, bikinis, etc.

Las manchas en las axilas en el hombre o la mujer, pueden tener diversos motivos, como la acumulación de células muertas en esa zona de nuestra piel, la fricción diaria de la ropa, la sequedad provocada por la cuchilla de afeitar o simplemente que sea hereditario (en este caso estaríamos hablando de un caso de hiperpigmentación).
En cualquiera de los casos, los productos de cosmética natural nos facilita su aplicación siguiendo dos sencillos pasos:

Paso 1: Utilizar diariamente el Líquido Regulador-Limpiador Natural (Balance Liquid), que exfolia las células muertas, ayudando así a aclarar las manchas.

Para ello, humedeceremos un disco de algodón para cada axila con Balance Liguid y lo dejaremos a modo de compresa, hasta que nuestras axilas lo absorban por completo.

Si realizamos esta operación justo después de afeitarnos las axilas, evitaremos también la aparición de granitos en la zona.

Paso 2: Una vez que nuestra axila haya absorbido el líquido, utilizaremos la Crema Natural Royal Cream y así acabaremos con las manchas en cuestión de semanas (dependiendo de la intensidad de la mancha).

Con estos dos sencillos pasos, luciremos unas axilas naturales y libres de complejos.

Dejar respuesta